Seguinos por Email

Buscar en este Sitio web

Barrio Chino

Compartilo:
En la Ciudad de Buenos Aires, se conoce como barrio chino a una zona del barrio de Belgrano con eje en tres cuadras de la calle Arribeños, sobre las vías del Ferrocarril Mitre y la estación Belgrano C. A pesar de su nombre, viven allí diferentes comunidades asiáticas, con predominio de la taiwanesa, además de chinos continentales, coreanos, japoneses (que son nikkeis argentinos), tailandeses, etc.



El denominado "Barrio Chino" se encuentra dentro del Barrio de Belgrano, en una franja que algunos consideran parte del sub-barrio de Belgrano C y otros lo consideran parte del Bajo Belgrano. Por su escaso tamaño no puede decirse que tenga límites, sino más bien un "epicentro", ubicado en la intersección de las calles Mendoza y Arribeños, a partir del cual, la actividad comercial oriental se desarrolla intensamente en un radio de 100 metros. La entrada "oficial" al barrio chino se ubica en Arribeños y Juramento, ya que allí desembocan los andenes de la estación Belgrano "C", además que Juramento siempre fue una calle comercial y muy transitada. Desde el año 2009 se levanta allí un arco alegórico, para enfatizar su carácter de acceso al barrio.

La zona que actualmente ocupa el Barrio Chino, era originalmente una zona residencial de clase media. Por aquel entonces, la única calle verdaderamente comercial era Juramento, aunque hacia fines del siglo XX, las calles Arribeños y Mendoza comenzaron a desarrollarse como consecuencia de la inmigración taiwanesa que se instaló en la zona, principalmente con la fundación de la Iglesia Presbiteriana Sin Heng Nuevo Avivamiento, en Mendoza 1660.El Barrio Chino de Buenos Aires es una porción del barrio de Belgrano con una identidad marcadamente oriental, que se definió gracias a una oleada inmigratoria durante la década de 1980 en la que se establecieron muchas familias de inmigrantes asiáticos, principalmente de Taiwán.

Estas familias chinas, japonesas y taiwanesas cambiaron rápidamente la fisonomía del barrio con la apertura de numerosos restaurantes de cocina asiática, locales a la calle e incluso uno de los primeros templos budistas de la ciudad, el Templo Chong Kuan, inaugurado en 1988 sobre la calle Montañeses.

Actualmente, su área de influencia se concentra en un radio de cuatro manzanas, aunque la actividad comercial allí es tan intensa, que esas pocas aceras concentran la mayor cantidad de restaurantes y supermercados asiáticos de la ciudad, además de un par de templos, negocios de baratijas y otros comercios para la comunidad. A pesar de que popularmente se lo conoce como el barrio "chino", existe una cantidad importante de gente que pertenece a otras comunidades orientales, a tal punto que algunos están comenzando a llamarlo barrio oriental por los locales de otros países asiáticos que se están emplazando en él. Un ejemplo es el restaurante japonés Dashi, al que se sumó un local de Lotus Neo Tai, de cocina tailandesa. En Montañeses 2175 se halla el templo budista Chong Kuan.

Esta zona fue tomando popularidad, sobre todo por su tradicional festejo del Año Nuevo Chino, que año a año fue congregando a un mayor público. Sin embargo, no todos los vecinos estaban conformes con el carácter que iba tomando el barrio, ya que esas cuadras tradicionalmente residenciales y tranquilas, de pronto se habían convertido en un centro comercial a cielo abierto, con los inconvenientes de tránsito y ruido que provocaba dicha situación. Paralelamente, los comerciantes asiáticos fueron objeto de numerosas denuncias por parte de los vecinos, sobre todo, por las condiciones irregulares de varios locales y el estado de la mercadería que vendían.

En el 2006 la Secretaría de Planeamiento Urbano del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires desestimó una solicitud presentada por comerciantes orientales para que ese sector fuese efectivamente considerado como barrio chino. La negativa oficial estableció que no correspondía esa catalogación a la verdadera estructura poblacional del barrio que estaba compuesta en su inmensa mayoría por habitantes que nada tenían que ver con el mundo asiático. Según la Secretaría de Planeamiento, se trataba de un sector comercial oriental desarrollado únicamente en dos cuadras, similar a otras zonas comerciales de la Ciudad.

En 2009 se terminó la construcción del arco de acceso (intersección de Arribeños y Juramento) de once metros de alto y ocho de ancho, con mármol, columnas de cemento, leones de piedra tallada y diversos elementos representativos de la cultura china. Hubo algunas denuncias por supuestas irregularidades en la donación del gobierno chino y de vecinos que no querían su construcción

Actualmente, la mayoría de los comercios abren todos los días, con excepción de algunos que cierran los lunes. Las principales actividades se realizan los fines de semana y feriados. También hay diversos locales de manga y anime,9​también ha ganado fama en los últimos años sus pescaderías debido a la gran cantidad de variedades y el precio.

Año Nuevo Chino

El lugar se convierte en una gran romería durante las celebraciones del Año Nuevo Chino. Los festejos son organizados por la Asociación Barrio Chino de Buenos Aires, la Asociación Amigos del Barrio Chino de Buenos Aires y la Asociación Cultural Chino Argentina, con el apoyo del Ente de Turismo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el CGP Nº 13.

Los visitantes disfrutan del famoso baile del Dragón y a lo largo de las calles hay puestos donde la colectividad china-taiwanesa exhibe aspectos de su cultura. Hay además demostraciones de escritura con pluma, stands sobre la religión budista, astrología china, Feng Shui, stands de institutos de estudio de idioma chino y tradicionales puestos de gastronomía típica de ese país. Simbolizando la integración cultural entre Argentina y China hay shows de tango con músicos y bailarines de ambos países











Compartilo:

Barrio Chino

Ferias

Tiempo Libre

Escribí tu comentario:

0 comments: